"El camino a la Paz no se construye con la ausencia de conflictos, sino con las personas que saben enfrentarlos con armonìa, conociendo sus derechos y respetando los ajenos"
Adriana Helena

lunes, 22 de diciembre de 2014

CARTA A MI ÁNGEL DE LA GUARDA

QUERIDO ÁNGEI:

Me dijo mi mamá que sos igualito a mí pero más Santo.
Que podríamos ser mejores amigos y que si hago silencio por un rato hasta lograría escucharte.
Que hablas tan despacio que no "Todos" logran   comprenderte.
Que a veces lo haces  a través de acciones.
Que siempre buscas el bien no sólo en mí sino en los demás.
Que me amas tanto como ella y que deseas una sociedad más solidaria y justa
Que siempre sonríes y te enorgulleces cada vez que hago una buena acción.
Que te acercas a la personas más que nunca en "NAVIDAD".

 Por eso te prometo ángel querido  que desde hoy haré un silencio en el día  para que podamos encontrarnos.
 Por ello escribí esta carta, para que la lean mis amigos y puedan hacer lo mismo.

Para convertirme en  mejor persona, para que entre todos hagamos un mundo más  habitable                
                                                                               
                                                                                                   Yo

domingo, 12 de octubre de 2014

EL EUCALIPTO

                                                                EL EUCALIPTO
                                                             ( Venciendo miedos)

Nació en un vivero con  todos sus  hermanos, allí crecía tan rápidamente que tuvieron trasplantarlo dos veces porque   rompía los contenedores donde lo ponían.
Un día llegó Andrés y dijo : -Quiero comprar un árbol que crezca rápido y tenga una gran copa para plantarlo en mi casa de campo.
El dueño del vivero aseguró que lo que necesitaba  era un "Eucalipto". Esto convenció al cliente que sin dudarlo  lo eligió inmediatamente (Seguramente por su tamaño).
Lo ataron con maceta y todo al piso de la camioneta de su  comprador,  y juntos partieron hacia su nuevo destino.
Con sus tiernas y verdes hojas pudo conocer montañas, ríos, praderas, sembrados y muchos animales que jamás olvidaría.
Al llegar al lugar el muchacho hizo un gran pozo en el jardín, colocó el árbol,  lo rodeó con tierra negra y  lo regó . En realidad  lo dejó muy bien  "PLANTADO", quedando en perfecta armonía con el lugar.
Cada vez que Andrés salía  con su camioneta el eucalipto movía sus ramas, agitaba sus hojas cual  manos pidiendo auxilio y hasta  intentaba desenterrar sus raíces  suplicando que lo llevaran a pasear de nuevo. Su dueño lo miraba sin entender  cómo ocurría ese fenómeno:
 ¿Será el viento ?-Pensaba-....¿.Me estará saludando???????????
Pero  el árbol no lo saludaba,  sólo deseaba pasear de nuevo, no quería quedarse solo  y su dueño  no lo comprendía , cosa que lo fastidiaba mucho.
Cuando  se quedaba en soledad tomaba litros de  agua  con sus raíces , cerrabas sus hojas y hacía mucha fuerza para crecer. Como esto lo  repetía una  y otra vez  su tamaño aumentaba y aumentaba suponiendo que al verse  más grande se  haría  evidente lo que realmente quería.
Pero no, a pesar de haber crecido tanto,  a pesar de haber  cambiado su corteza a cada rato porque la  anterior le quedaba chica, Andrés siguió pensando que el árbol lo saludaba.
La única que conocía su verdadero secreto era una vieja lechuza que lo venía observando desde hacía tiempo  desde un poste de la luz  y se había convertido en   testigo silencioso de  enojos  y de  lamentables  suspiros cuando lo abandonaban.
Un día esta ave - Conmovida por lo que ocurría - lo enfrentó y  dijo: ¿Qué no te has dado cuenta que no te llevará más de paseo?¿No sabes que los árboles no andan de aquí para allá? ¿Acaso entras en un colectivo? ¿Te venderían un boleto siquiera?
¡LOS ARBOLES NO PASEAN!!!!!¡YA TE HAN PLANTADO!!!!
¿Qué es esa historia de querer irte con tu dueño?
Después de esto confesó su verdad: -No me gusta estar solo, me da miedo, en el vivero estábamos todos apretados, aquí soy el único árbol.-
La lechuza sorprendida preguntó: -¿Qué no te has visto?-
                                       ¡MIRA TU PROPIA SOMBRA!
El eucalipto miró para abajo y  no podía creer  su propio reflejo: Se había convertido en un árbol de más de tres metros con una copa redonda plagada de enormes hojas alargadas y un tronco derecho camino a engrosarse cada día más.
-¿Es mi padre? - Preguntó el árbol-  ¡¡¡¡NO!!!!!ESE ERES TÚ!!!¿Que no te acuerdas que naciste en un vivero?-Le respondió ella-
-Estoy tan  cambiado, parezco otro,  muy diferente a mis  flacuchos hermanos, creo que hasta estoy  buen mozo.
-Sí que estás muy buen mozo pero muy cabezón porque no sabes ni siquiera para qué sirve un árbol.
-Y PARA QUÉ???-Preguntó intrigado.
-No ves que tienes la copa justa, justa para albergar a muchas aves, no ves que tienes el tronco justo,  justo para atraer a muchos niños, además vivirás tanto,  pero tanto tiempo  que conocerás miles de  historias que te volverás sabio.
-Nunca se ha asentado  un ave a mi copa- Respondió  el árbol.
-¡No puede hacerlo   porque  no te quedas  quieto un momento!!!!,  te la pasas de berrinche en berrinche!  ¡Imagínate si anida un pájaro !... ¡les tirarías los polluelos!!!.

ESA FUE LA LECCIÓN DE SU VIDA: SI SE QUEDABA QUIETO NO ESTARÍA NUNCA MÁS SOLO

 Acomodó su ramas dejando  lugar entre ellas y hasta él llegaron los jilgueros, los horneros y hasta loras. Era el único árbol, que tenía diferentes tipos de nidos en su copa y  además  políglota porque   los pichones cantaban en diferentes idiomas.

 La lechuza tuvo  razón. Se acercaron los pájaros a anidar y  a descansar.  Llegaron  los niños a jugar a la escondida , a escribir  en su  tronco y  a  disfrutar de su sombra.
.
Muchos años pasaron  desde el último día que  vio  a  la vieja lechuza, cuando  advirtió  que  en el mismo poste había otra lechuza con el mismo mechón de plumas rebelde entre sus orejas.
 El árbol la miró muy bien , pensó un rato y le dijo:-¿Sabías que  tu abuela fue una gran psicóloga?
                                                                    
                                                                     Adriana Helena
                                                    

miércoles, 11 de junio de 2014

TA; TE Y TI

TA, TE Y TI


Ta,Te y Ti eran tres pequeñísimas gotas de lluvia que viajaban  inseguras sobre una gran nube en forma de avión. 
Por temor a caerse permanecían agarradas del borde mientras retaban a sus primas hermanas que se la pasaban correteando en el lomo de la nube.
Un día la transportista se hinchó tanto por la cantidad de pasajeros que la elegían por su gran tamaño  que la pobre reventó y  obligó a las pequeñas gotas a realizar  su primer viaje a la tierra.

Las tres se tomaron de la mano y  comenzaron a descender con los ojos apretados  de miedo. 
Sobre ellas se precipitaron todas sus primas hermanas y lejanas originando un gran chaparrón que las  obligó a soltarse  cayendo cada una  en un lugar diferente.

TA aterrizó  sobre un perro pastor y se sintió tan arropada por sus largos pelos que se acordó de su casa. Al  agarrarse de una mecha para que la lluvia no la arrastrara  observó  que este nuevo vehículo se movía y entonces pensó:
         ¡ES UN COLECTIVO!

¡ATERRICÉ SOBRE UN COLECTIVO DE CÓMODOS ASIENTOS!
¿QUÉ DIRÁN MIS HERMANAS CUANDO LO SEPAN?

 Como escuchó unos murmullos atrás suyo supuso que serían otros pasajeros. En realidad eran las pulgas del perro que se la pasaban protestando porque no les gusta bañarse para nada.

TE cayó dentro de una rosa roja y sintiéndola tan suave, perfumada y confortable   pensó:

¡ES LA CUNA DE UN PRÍNCIPE!
¡ATERRICÉ JUSTO EN LA CUNA DE UN PRÍNCIPE FORRADA DE TERCIOPELO!
¿QUÉ DIRÁN MIS HERMANAS CUANDO LO SEPAN?

TI Cayó sobre un charquito de la plaza y como se sintió completamente rodeada de agua pensó:
¡ESTOY EN EL MEDIO DEL MAR!
¡SÍ!; AHORA MISMO COMENZARÁN LAS OLAS!
¿QUÉ DIRÁN MIS HERMANAS CUANDO LO SEPAN?

La noche fue larga y lluviosa, cada una de ellas buscó abrigo en su nueva morada:
 TA se tapó con un mechón de pelos, TE con algunos pétalos y TI se acurrucó al lado de  una piedra para que no la llevaran las temidas olas.

Al otro día el sol apareció radiante y por la intensidad de sus luminosos rayos comenzaron a ascender TA, TE; y TÏ  que  volvieron a encontrarse  para formar una nueva nube. Esta vez la pensaron más discreta para que no llamara tanto la atención  y  la pensaron redonda como un pequeño globo.
Pero este no era un globo común, sino una nueva esponjosa  y parlanchina nube donde  cada una de sus integrantes pretendía contar primero dónde había estado  creyendo que su lugar había sido  el mejor del mundo sin ninguna duda.
Primero habló TA: ¡CHICAS; CHICAS aterricé  justo arriba  de un  colectivo, marchaba, se detenía, se bajaba para comodidad de los viajeros ,una maravilla!-
 Le siguió TE:¡CHICAS; no saben la sensación increíble de caer justo en el medio de una cuna de un príncipe, hasta me tapé con sus sábanas de terciopelo!-
 Por último dijo TI:¡Pero CHICAS, eso no es nada!;¡Yo caí en el medio del mar, no saben lo que es flotar y hacer la plancha!. (Entre nosotros no se animó a hacer nada de eso)

Su  globito-nube comenzó a  ascender y cuando terminaron de contar  sus importantes  aventuras se asomaron para mirar para abajo y las tres comprendieron al mismo tiempo que estaban equivocadas.........En realidad habían aterrizado en una plaza de Arguello:
 TA, reconoció a su PERRO-COLECTIVO por el pelo, TE reconoció a su CUNA-ROSA por el color y TI reconoció a su MAR-CHARQUITO por la piedra.

Entre húmedas carcajadas se confesaron su error y se preguntaron: ¿No estaremos escuchando demasiados  cuentos últimamente?


                                                           Adriana Helena



sábado, 31 de mayo de 2014

EL RETORNO

EL RETORNO
( Por el derecho a una sana convivencia)

Andrea desde siempre fue una gran coleccionista. Primero coleccionó  papelitos de colores, después figuritas , más tarden  vinchas y colita, lo interesante  es que ella  no sólo juntaba objetos,  sino que los clasificaba y les fabricaba los recipientes  donde los iba  a alojar.
Comenzando tercer grado desarrolló gran pasión por el mundo de las palabras y se fascinó escribiendo.
 Esta fue la razón que la llevó a coleccionar palabras y frases," pero no cualquier palabra o frase", sino aquéllas que le pegaban fuerte en el corazón para arrancarle una sonrisa o entristecerla , esas que a veces la alegraban y otras lamentablemente  la enojaban.
Como siempre preparó los contenedores para guardar sus nuevos tesoros y para ello forró dos cajas: Una de color rosa a la que le dibujó una gran sonrisa para guardar las palabras "Agradables" y otra de color negra a  la que no le dibujó nada para guardar las palabras "Desagradables"
Cuando  una persona   le regalaba una palabra que le hacía brincar el corazón de alegría  la retenía en su mente y al llegar a su casa la escribía en un trocito de papel blanco,  al pie del mismo ponía  el nombre de quien lo había hecho y lo guardaba en la caja rosa.
 Lo mismo hacía cuando alguien le decía una palabra desagradable que paralizaba su corazón por un instante,, pero esta vez lo guardaba en la caja negra.

En la caja rosa vivían tranquilamente un:"TE QUIERO" con un : "GRACIAS",   "ADELANTE"; "LO LOGRARÁS"; ¡SUERTE!, "QUE TE VALLA BIEN" "¿TE AUYUDO? y muchas otras palabas lindas. Cuando  se acercaba a la misma le  parecía escuchar una música suave y contagiosa.
Mientras que en la caja negra discutían un: "NO TENGO TIEMPO con ¡VOS NO TE METÁS!!; ¡ASÍ NO SE HACE!, ¡SOS INÚTIL!¡NO TE AGUANTO MÁS!, UNA BURLA  y hasta insultos que no me animo ni  siquiera a escribir. Cuando ella se acercaba al recipiente sólo se oían golpes.
A medida que el tiempo pasaba las cajas engordaban y engordaban  hasta que una noche de tormenta  ocurrió algo inesperado:
.
En el pueblo llamado  "El Retorno", de donde era oriunda nuestra coleccionista se formó una ráfaga de viento muy fuerte que  se dirigió hasta la casa de Andrea, abrió las ventanas de par en par y en un  giro robó todos los  papelitos que ella guardaba cuidadosamente .
 Después partió por el mismo lugar donde había entrado.
Ella quedó desconcertada mirando desde la cama  lo ocurrido.Perecía  que la ráfaga tenía un propósito:
"llevó a cada integrante del pueblo sus propias palabras."

Así fue que  en la mañana María se encontró con un mensaje en su ventana  que le deseaba ¡Suerte!  y Andrés con uno que le decía ¡Adelante!. Esto les dio mucha satisfacción y aunque desconocían el origen del misterioso hallazgo  guardaron los papelitos para siempre porque reconocieron sus propios pensamientos.

El problema lo tuvieron los que encontraron al lado suyo un:¡Sos inútil!, ¡No tengo tiempo! o algún insulto porque quedaron paralizados  pensando cuántas veces  habían dicho eso mismo .
 Esto  les causó  tal  pena que hicieron el propósito de no volverlas a repetir y rompieron  el papelito avergonzados .
Desde ese día los turistas que visitan "El retorno" quieren quedarse a vivir allí, y no es por el paisaje sino por la cordialidad de la gente. .El pueblo ha crecido  muchísimo y estaría muy bueno que fueras a conocerlo.
 Andrea no tiene ni idea que a ella se  debe el cambio de actitud en sus  habitantes. Ahora mismo  está buscando  otra cosa para coleccionar.                                                                                                                                                                           Adriana Helena