"El camino a la Paz no se construye con la ausencia de conflictos, sino con las personas que saben enfrentarlos con armonìa, conociendo sus derechos y respetando los ajenos"
Adriana Helena

JOSEFINA QUERIA SER LINDA

                                                          JOSEFINA
                                             Por la aceptación de uno mismo
                                      (Cuento para chicos y para no tan chicos)

    Josefina era una amarilla mariposa que creyó haber nacido para acompañar a las hojas que vuelan en el otoño cuando hay brisa.
                                             
    Sentada sobre una alargada hoja de álamo pasó planeando sobre unos geranios totalmente rojos….al verlos tan erguidos y elegantes se preguntó:

    -¿Por qué yo no tengo ese color en mis alas?- Y sin que nadie la viera  cortó un trocito de geranio con sus antenas y se lo pegó en una de sus alas.

Al mirarse pensó- ¡Ahora estoy más linda!

     Más tarde planeaba recostada sobre una hoja de roble y pasó muy cerca de una gran maceta llena de ruladas margaritas blancas…cautivada por ellas se pregunto:
    -¿Por qué yo no tengo ese color tan bonito en mis alas?- Esta vez se acercó lentamente a la más bella, le robó un trocito y se lo pegó en la otra ala.

-¡Así estoy más bonita!-
 Pensó mientras seguía su camino.

     Luego haciendo  equilibrio sobre una hoja de ceibo pasó justo sobre un cantero repleto de aterciopelados pensamientos…..enamorada de estas flores se preguntó:
      -¿Por qué no tengo este color violeta en mis alas que tanto me gusta?- Se metió adentro del cantero y sin dudarlo le sacó un trocito de pétalo al pensamiento más suave y se lo pegó en su ala al ladito del rojo.
                                         
¡Ahora estoy preciosa!- Dijo decidida.

     Llegando la noche había calmado la brisa y la mariposa tenía que seguir volando , pero apenas podía hacerlo por el peso que tenía en sus alas.

     En su intento desesperado por llegar a su casa chocó con un girasol y este inesperado golpe despertó a José, una mariposa tan amarilla como había sido ella hasta  ese día.

     A josefina el impacto le produjo un enorme estornudo que hizo que volaran todos los trocitos de pétalo que se había pegado  por el aire y José quedó perdidamente enamorado con semejante magia.
   
     Los dos viven dentro del girasol, Josefina ya no quiere cambiar su lindo color, ahora por las tardes vuela con José haciendo dibujitos de corazones en el cielo.


                                                                                        Adriana  Rolando





REFLEXIONAMOS:
¿Por qué  siempre corremos en busca  de la belleza ?
¿La verdadera belleza no estará en nuestros corazones?
¿Qué es más importante: ser linda o bondadosa?
                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario