"El camino a la Paz no se construye con la ausencia de conflictos, sino con las personas que saben enfrentarlos con armonìa, conociendo sus derechos y respetando los ajenos"
Adriana Helena

miércoles, 11 de junio de 2014

TA; TE Y TI

TA, TE Y TI


Ta,Te y Ti eran tres pequeñísimas gotas de lluvia que viajaban  inseguras sobre una gran nube en forma de avión. 
Por temor a caerse permanecían agarradas del borde mientras retaban a sus primas que se la pasaban correteando en el lomo de la nube.
Un día la transportista se hinchó tanto por la cantidad de pasajeros que la elegían por su estupenda forma  que la pobre reventó y  obligó a las pequeñas gotas a realizar  su primer viaje a la tierra.

Las tres se tomaron de la mano y  comenzaron a descender con los ojos apretados  de miedo. 
Sobre ellas se precipitaron todas sus primas hermanas y lejanas originando un gran chaparrón que las  obligó a soltarse  cayendo cada una  en un lugar diferente.

TA aterrizó  sobre un perro pastor y se sintió tan arropada por sus largos pelos que se acordó de su casa. Al  agarrarse de una mecha para que la lluvia no la arrastrara  observó  que este nuevo vehículo se movía y entonces pensó:
         ¡ES UN COLECTIVO!

¡ATERRICÉ SOBRE UN COLECTIVO DE CÓMODOS ASIENTOS!
¿QUÉ DIRÁN MIS HERMANAS CUANDO LO SEPAN?

 Como escuchó unos murmullos atrás suyo supuso que serían otros pasajeros. En realidad eran las pulgas del perro que se la pasaban protestando porque no les gusta bañarse para nada.

TE cayó dentro de una rosa roja y sintiéndola tan suave, perfumada y confortable   pensó:

¡ES LA CUNA DE UN PRÍNCIPE!
¡ATERRICÉ JUSTO EN LA CUNA DE UN PRÍNCIPE FORRADA DE TERCIOPELO!
¿QUÉ DIRÁN MIS HERMANAS CUANDO LO SEPAN?

TI Cayó sobre un charquito de la plaza y como se sintió completamente rodeada de agua pensó:
¡ESTOY EN EL MEDIO DEL MAR!
¡SÍ!; AHORA MISMO COMENZARÁN LAS OLAS!
¿QUÉ DIRÁN MIS HERMANAS CUANDO LO SEPAN?

La noche fue larga y cansadora, cada una de ellas buscó abrigo en su nueva morada:
 TA se tapó con un mechón de pelos, TE con algunos pétalos y TI se acurrucó al lado de  una piedra para que no la llevaran las temidas olas.

Al otro día  apareció un sol radiante y por la intensidad de sus luminosos rayos comenzaron a ascender TA, TE; y TÏ  que  volvieron a encontrarse  para formar una nueva nube. Esta vez la pensaron más discreta para que no llamara tanto la atención  y la formaron redonda como un pequeño globo.
Pero este no era un globo común, sino una nueva esponjosa  y parlanchina nube donde  cada una de sus integrantes pretendía contar primero dónde había estado  creyendo que su lugar había sido  el mejor del mundo sin ninguna duda.
Primero habló TA: ¡CHICAS; CHICAS aterricé  justo arriba  de un  colectivo, marchaba, se detenía, se bajaba para comodidad de los viajeros ,una maravilla!-
 Le siguió TE:¡CHICAS; no saben la sensación increíble de caer justo en el medio de una cuna de un príncipe, hasta me tapé con sus sábanas de terciopelo!-
 Por último dijo TI:¡Pero CHICAS, eso no es nada!;¡Yo caí en el medio del mar, no saben lo que es flotar y hacer la plancha!. (Entre nosotros no se animó a hacer nada de eso)

Su  globito-nube comenzó a  ascender y cuando terminaron de contar  sus increíbles  aventuras se asomaron para mirar para abajo y las tres comprendieron al mismo tiempo que estaban equivocadas.........
En realidad habían aterrizado en una plaza de Arguello:
 TA, reconoció a su PERRO-COLECTIVO por el pelo, TE reconoció a su CUNA-ROSA por el color y TI reconoció a su MAR-CHARQUITO por la piedra.

Entre húmedas carcajadas se confesaron su error y se preguntaron: ¿No estaremos escuchando demasiados  cuentos últimamente?


                                                           Adriana Helena