"El camino a la Paz no se construye con la ausencia de conflictos, sino con las personas que saben enfrentarlos con armonìa, conociendo sus derechos y respetando los ajenos"
Adriana Helena

miércoles, 25 de febrero de 2015

El COLIBRÍ

LEYENDA DEL COLIBRÍ
El poder del agradecimiento


En el comienzo del mundo los picaflores eran de un  color blanco purísimo y aunque vos no lo creas adquirieron sus bellos colores por la historia que  les voy a contar ahora....
Cuando Dios pensó la tierra la preparó  para que pudieran a vivir en ella los animales, por ello diseñó montañas altísimas y ríos caudalosos, praderas muy verdes y extensos desiertos, apretadas selvas y un anchísimo mar.
A estas creaciones las adornó con piedras y arena, con pastos y cuevas, con hierbas y flores y con magníficos árboles  para que a las nuevas especie no le faltara casa ni comida.
En un sólo día nuestro Señor dio vida a todos los animales de diferentes formas y colores y les regaló una pareja para que pudieran tener tener hijos y multiplicarse.
Los inmensos y grises elefantes con tranquila caminata se internaron en la frondosa  selva.
Los negros y magnificas cóndores planearon hasta los peñascos de  las montañas más altas.
Los blancos y peludos conejos saltaron hasta encontrar en una pequeña cueva para alojarse.
Los rayados y pesados tigres caminaron sigilosos hasta hallar un lugar para vivir y reproducirse.
Las rápidas avestruces  corrieron hasta encontrar las extensas llanuras.
Después de haber creado a todos los animales nuestro Señor imaginó a los picaflores absolutamente blancos y así les dio vida..
Luego de esto se sentó en una nube a esperar si alguna de estas parejas volvía su cabeza para atrás  para  agradecerle su existencia…Más ninguna lo hizo.
Ello le originó tal tristeza que comenzó a llorar desconsoladamente.
Los colibríes que estaban libando una rosa china sintieron un tremendo deseo de indagar por su reciente vida y comenzaron  a volar hacia atrás en busca de su origen.
Así fue como conocieron a Nuestro Padre y le agradecieron su existencia.


El Creador dejó de llorar inmediatamente y tan pronto lo hizo salió un brillante sol formándose el arco iris más intenso de la historia.
Al pasar por allí los picaflores para volver a la tierra  adquirieron los  fabulosos colores con que los conoces hoy.

                                                                     Adriana Helena

No hay comentarios:

Publicar un comentario