"El camino a la Paz no se construye con la ausencia de conflictos, sino con las personas que saben enfrentarlos con armonìa, conociendo sus derechos y respetando los ajenos"
Adriana Helena

miércoles, 12 de agosto de 2015

José el espantapájaros


JOSÉ , EL ESPANTAPÁJAROS

Después de aprender  cómo crecen las plantas, Renata le pidió ayuda a su mamá para hacer  una huerta familiar en el patio de su casa.
Durante unos días prepararon la tierra, sacaron las piedras y la dejaron preparada para la siembra.
En estos trabajos ayudó Julieta, la hermana menor de Renata, que es muy colaboradora.
Compraron semillas de lechuga y espinaca en un vivero y las desparramaron con la mano sobre la superficie elegida, después les pusieron un poquito de tierra por encima y ¡LISTO!.
Como viven en un lugar donde abundan los pájaros las niñas quisieron asegurarse que ninguno de ellos comieran sus semillas, por eso con su mamá decidieron fabricar un "ESPANTAPÁJAROS" que tendría que ser muy, pero muy feo para que asustara a todas las aves.
Se pusieron en marcha para buscar algo que les sirviera hasta que  a la mamá se le ocurrió una idea:
-Usarían una escoba…..¡SI!......la enterrarían al revés, de este modo la parte de la paja se convertiría en la cabeza del monigote.
El cuerpo sería fácil:- Pondrían una percha enganchada de  donde comienza la paja de la escoba y con esto  lograrían  el esqueleto del guardián de la huerta. Sólo faltaba adornarlo.
Para la cara trajeron una careta de fantasma porque dan mucho miedo y arriba de la escoba  pusieron un gran sombrero todo agujereado del padre de las niñas. En la percha colgaron un espantoso saco  apolillado y una bufanda roja.
 Al muñeco  lo bautizaron "JOSÉ"y pensaron que era mejor que no tuviera piernas .. ¿Para qué las quería si no iría a ningún lado?
En realidad les quedó realmente horrible, pero como esa era la intención les pareció perfecto.
Todos los días las chicas iban a ver su sembrado, nada en él se movía, todo parecía dormido y sin vida a pesar de ser regado todas las tardes con esperanza y ansiedad.
Después de una semana Renata pudo ver con una lupa que se empezaban a asomar pelusas verdes del suelo, y a medida que  las hojas comenzaron a aparecer sobre la tierra aumentó  la velocidad en que crecían.
Cada mañana era una sorpresa: las lechugas estaban cada día más grandes y lo mismo ocurría con las espinacas.
Como crecían tan rápido esto empezó a llamar la atención de la madre que  puso su mirada en la huerta de día y de noche.
En las mañanas y en las tardes  las plantas no aumentaban su tamaño…. ¿Por qué lo hacían de noche?¿Tendría que vigilar el sembrado de noche? ¡Qué trabajo!
Así lo hizo, una noche salió con una linterna caminando despacio  y cuando se iba acercando a las hortalizas escuchó  una suave canción. ¿De dónde vendrá? - Se preguntó -
¡Qué susto se llevó cuando comprobó que el cantor era nada más y nada menos que José "El espantapájaros"! Enfocó la escena con la luz  y pudo ver cómo las lechugas y espinacas se movían al compás de las canciones que cantaba José mientras crecían.
¿Pero qué es esto?- Dijo en voz alta- El cuidador de plantas al hallarse descubierto contestó:
-Lo que pasa es que me ha gustado mucho el trabajo de cuidar  las plantas y a ellas les agrada que les cante, lo hago de noche para que no se entere nadie. Ella se acercó al muñeco que parecía que palpitaba y le sacó la careta.
Abajo se encontró con una bella cara sonriente, el saco apolillado estaba  ahora lustroso y planchado , digno de un  gran señor.
 A decir verdad José lo era, el amor que nació por sus compañeras de terreno fue tan fuerte que hasta le brotó un corazón seguramente producto de alguna semilla voladora que se instaló en su pecho.
Ya no te hace falta esta careta,-Dijo mamá -¡Ha! también puedes cantar de día, te prometo que no nos asustaremos ni que revelaremos este secreto a nadie.
A la mañana siguiente todas fueron a la huerta, la señora explicó a sus hijas que el espantapájaros se había transformado  por el amor al trabajo  en un espantapájaros muy buen mozo y que por eso hasta le había crecido un gran corazón.
Las niñas estuvieron felices con este nuevo amigo con el que podían conversar, además ya no necesitan más de un monigote que aterrorice aves porque las semillas  se habían  convertido en hermosas plantas, pero puede que ahora estén por enfrentar un nuevo problema:
-A mí me parece que a José le están creciendo un par de piernas.........

                                                      Adiana Helena


lunes, 10 de agosto de 2015

LAURA; la Mariquita

Laura. la mariquita


Una tardecita tibia nació en una plaza de barrio Laurita, una elegante "Mariquita."
Apenas salió del huevo  tuvo mucho hambre. No había terminado de devorar su primer pulgón cuando pasó por la plaza Teodoro que al verla  dijo:
-¡Mariquita, Mariquita de la suerte
que gusto de conocerte!
¡La suerte la tengo yo!-Pensó- "Termino de nacer y ya quieren conocerme".
"Necesito llevarte conmigo
para siempre seré tu amigo"
Ocurre que dentro de media hora tengo un campeonato de football y quiero hacer tres goles.
¿Me acompañas? te guardaré bajo mi gorra.
Allá fueron los dos y cuando el niño hizo sus tres goles se sacó la gorra para que la Mariquita pudiera volar hasta su plaza.
Al llegar  se puso a comer de nuevo pero no había terminado de digerir su segundo pulgón cuando pasó Tomas y le dijo:
-¡Mariquita, Mariquita de la suerte
que gusto de conocerte!
¡La suerte la tengo yo!-Pensó-"Termino de volver y de nuevo quieren conocerme".
"Necesito llevarte conmigo
para siempre seré tu amigo"
Sucede que tengo un campeonato de natación y quiero llegar primero.
¿Me acompañas? Te esconderé dentro de la mochila. Juntos se fueron a la pileta y cuando Tomás ganó la carrera de pecho salió del agua y abrió la mochila para liberar a Laurita que voló hasta su plaza.
LLegó  al lugar donde había nacido y se puso a comer de nuevo.No había terminado de tragar el tercer pulgón cuando pasó Martín y le dijo:
-¡Mariquita, Mariquita de la suerte,
qué gusto de conocerte!
"La suerte la sigo teniendo yo, todos quieren conocerme, así me haré muy famosa"-Dijo Mariquita.
"Necesito llevarte conmigo
para siempre seré tu amigo"
Es que dentro de media hora rindo un examen de Inglés y deseo sacarme una hermosa nota para sorprender a mamá. ¿Podrás esconderte dentro de mi cartuchera?.
Al instituto partieron juntos y cuando Martín terminó su examen abrió la cartuchera para que Laurita pudiera volver volando hasta la plaza.
Parece que tanto encierro le dio mucha sed a la pequeña voladora que se acercó a un charquito a tomar agua y allí se encontró con sus primas hermanas que le preguntaron :
¿Porqué te faltan puntitos en la espalda?-¿Como ? -Dijo ella mirándose en el agua que le devolvió su reflejo.
Era cierto le faltaban tres de sus flamantes puntitos.
Seguro que te llevaron por ahí para que le dieras suerte a alguien ¿NO?
 Mariquita  pensativa  preguntó:¿Y ahora qué  debo hacer para recuperarlos?
Deberás  buscar a los que te llevaron para que le dieras suerte y te aparecerán los  puntitos de nuevo-
Le aconsejaron sus parientes.
Mariquita voló segura hasta el Club, encontró a Teodoro y le dijo: Yo no te dí suerte, tu hiciste los goles porque practicaste- Apenas dijo esto ¡PLIN ! mágicamente le apareció un puntito blanco en su linda espalda.
Siguió volando hasta la pileta, al encontrarse con Tomás le dijo:Yo no  te dí suerte, ganaste la carrera porque te esforzaste!-¡PLIN!- apareció otro de los puntitos perdidos en la espalda de Mariquita.
Después voló hasta la academia y se encontró con Martín para decirle:Yo no te dí suerte, rendiste muy bien porque tú estudiaste mucho-¡PLIN!- Así  de fácil recuperó el ultimo puntito que había perdido ese día.
Por la noche encontró  un carboncito y un papel y  decidió a escribir  un mensaje que siempre lleva con ella:
"SERÁ DUEÑO DE LA SUERTE
SOLAMENTE EL QUE SE ESFUERCE"

De este  modo consiguió  vivir tranquila en la plaza y no anda por ahí perdiendo ninguno de sus lindos puntitos.
                                                                      Adriana Helena








lunes, 3 de agosto de 2015

"TAN" el perro sabueso

"TAN " el perro sabueso


TAN nació en un día nublado junto con sus cuatro hermanos.
Su madre llamada Katty era muy querida en la casa donde vivía, por eso todos los que la habitaban estaban ansiosos esperando el momento en que los perritos empezarían  a nacer.
El parto comenzó a a la mañana y a medida que iban apareciendo  Georgina los iba bautizando  con gran ingenio.
Al mediodía ya habían conocido el mundo según el orden cronológico de nacimientos:"TAN"; "TEN""TIN"; "TON"y"TUN".
Los cinco cachorros eran una muestra de perfección en la raza de los sabuesos......... Casi todos porque si uno los miraba detenidamente  podía notar  que TAN era tan peludo, que era tan orejudo, que eran tan ocicudo, que era TTTAAAAANNNNN petiso que en realidad se parecía mucho más a un perro salchicha que a un sabueso.
El tiempo fue pasando y por más que Georgina se ocupaba personalmente de que TAN siempre tuviera una teta  para el solo este perrito siguió siendo TAN pequeño, tan petiso , tan orejudo  y ocicudo que cuando había nacido.
 Él  compartía el color blanco y marrón de sus hermanos pero se lo distinguía a lo lejos por su tamaño y por lo cerca que estaba del piso.
Además de estas diferencias físicas TAN era tan arrebatado, tan curioso y tan juguetón  que Georgina lo llevaba a pasear en el cochecito de muñecas todas las tardes para que  dejara de molestar a sus hermanos porque siempre se  tiraba siempre  arriba de ellos  hasta cansarlos . Al   anochecer  ya ninguno quería ni ladrarle.  A decir verdad  era taaaannn  molesto.
 Como al mes llegó el día en que los  cachorros  decidieron salir de exploración por  el patio de la casa aprovechando la primera ausencia de su madre.
Salieron todos juntos  y en su afán de conocer todo el patio TEN TIN TON Y TUN saltaron sobre un tronco que interrumpía su paso, TAN pasó por debajo. Después enfrentaron un charco de agua TEN TIN TON Y TUN lo saltaron  sin dificultad pero TAN lo rodeó.
 Sus hermanos  comenzaron a mirarlo con actitud de menosprecio porque TAN no era capaz de hacer las mismas cosas que ellos, pero por suerte al perrito travieso no le importó y los cinco lograron llegar a casa antes que lo hiciera su mamá.
Al otro día  repitieron la hazaña, pero después de sortear el tronco, los cachorros decidieron separarse para cureosear cada uno por lugares diferentes.
Los cinco sabían que no tenían mucho tiempo para la  exploración........Debían volver antes que lo hiciera su madre.
Todos lo consiguieron, menos TEN. Los cuatro cachorros se miraron sin saber qué hacer.
TAN se paró justo en el lugar que dormía su hermano, acercó su hocico al piso  para sentir su particular olor y salió corriendo con la esperanza de hallarlo.
Cada tanto se detenía, hociqueaba el pasto buscando el camino adecuado y continuaba apurado hasta que por fin  encontró a su hermano  adentro del charco que ese día era  más grande y barroso porque había llovido.
TAN se había transformado en un especialista de rodeos de los charcos que no podía  saltar así que se paró en una piedra y desde allí con su boca apretó el cuello de TEN y logró sacarlo del barro.
Los dos volvieron corriendo a la casa donde ya había regresado Katty.
A ella le contaron en idioma perruno todo lo ocurrido y TAN recibió de su mamá una ¡¡¡GRAN FELICITACIÓN.!!!!
Así TAN se ganó el respeto y cariño de toda la camada, porque era cierto que él no eran taaaan hermoso, pero ciertamente era el más valiente, forzudo y decidido de todos sus hermanos.
¡AH! ¡CASI ME OLVIDO! Geogina le hizo una corona y  TAN se la deja puesta mientras pasea en coche por el barrio.....Ahora  se andan sacando fotos los vecinos con el perro de la hazaña.

                                                                 Adriana Helena